Tratamientos

Odontología preventiva

La odontología preventiva, parte de la odontología, es la ciencia que se encarga del estudio y conocimiento del medio bucal y sus implicaciones microbiológicas e inmunológicas en la prevención de enfermedades. Además, una buena odontología preventiva es aquella que consigue y mantiene un ambiente libre de microbios durante cualquier procedimiento odontológico en un paciente. Esto incluye, entre otros, al gabinete dental, los instrumentos dentales, el equipo dental o, sin ir más lejos, unos guantes estériles. En la promoción de la salud se motiva el papel activo del paciente, que deberá preocuparse por mantener una higiene bucodental óptima.

Fluorizaciones

Es el procedimiento por el que se aplica Flúor tópico sobre los dientes con el fin de prevenir la aparición de las caries. El flúor aumenta la resistencia del esmalte de los dientes a los ácidos que producen las bacterias de la placa bacteriana, origen de las caries.

Limpiezas de boca

Es el proceso por el que se elimina el sarro adherido a los dientes y las pigmentaciones externas. También se denomina higiene bucal. El sarro es un material que se forma en la boca y se pega a los dientes, preferentemente en la zona del cuello, y está constituido por placa, restos, bacterias, calcio, etc. Este sarro es un elemento antiestético e irritativo de la encía y favorece el desarrollo de la enfermedad periodontal

Sellados de fisuras

Los selladores son sustancias químicas que actúan como barrera física impidiendo que las bacterias y restos de alimentos penetren en las fosas y fisuras y evitando la aparición de caries producida por las bacterias. Especialmente indicado para los niños.

Odontología conservadora

La odontología conservadora y restauradora nos permite prevenir, detener y curar la caries dental en todas sus fases, desde la menor a la mayor destrucción de tejido dentario. La caries dental puede afectar levemente a la estructura dentaria, destruyendo únicamente el esmalte o progresar a estadios más graves, invadiendo tejidos más profundos como son la dentina o la pulpa dental.

Empaste/Obturación.

Procedimiento por el que se restaura la anatomía de un diente mediante la colocación del material estético de resinas compuestas (composites) en la cavidad dentaria o amalgama específicamente preparada.

Reconstrucción.

Procedimiento por el que se restaura la anatomía de un diente y cuya magnitud, complicación o extensión sobrepasa a las obturaciones típicas, por el que se le denomina reconstrucción. El paciente muestra una lesión extensa de caries en un diente que afecta a más de una cara o cúspide, o una gran fractura, o ha sido endodonciado, etc., en este caso se realiza con composite o amalgama de plata.

Recubrimiento pulpar .

Procedimiento por el que se cubre y aísla una zona de la dentina cercana a la pulpa, afecta o no de una pulpitis reversible. Tras un traumatismo dentario o en el curso de la limpieza de una caries profunda, puede quedar una zona de dentina escasa y cercana a la pulpa que nos permite pensar que va a llevar a la pulpitis irreversible (inflamación no recuperable) si no es protegida y favorecido el crecimiento de dentina secundaria reparadora.

Periodoncia

Es la especialidad médico-quirúrgica de la Odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios periodonto y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

Tratamientos más comunes en la periodoncia:

Curetaje

Los curetajes son tratamientos periodontales que se realizan cuando existe acumulación de sarro subgingival (por debajo de las encías), teniendo como finalidad la eliminación del sarro que se localiza en la superficie radicular (de la raíz del diente) dejándola limpia y lisa, eliminando así las bolsas periodontales y permitiendo que la encía vuelva a adherirse firmemente al diente. Los motivos principales por los que suele consultar el paciente son: sangrado de las encías, movilidad de los dientes, sensibilidad, etc.

Cirugía periodontal o cirugía a colgajo.

Técnica quirúrgica periodontal para el tratamiento de la enfermedad periodontal. Es la más utilizada, ya que soluciona el 80% de los problemas periodontales que se resuelven en la fase quirúrgica. Esta técnica tiene por objetivos: eliminar las bolsas, regenerar y ganar inserción.

Regeneración de hueso

El Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF) es un factor más que nos ayuda sobre todo a prevenir la pérdida de hueso por ejemplo después de una extracción o de la intervención de un quiste maxilar donde de otra manera quedarían «agujeros». Con el PRGF rellenamos estas cavidades contribuyendo a que ahí se regenere el hueso adecuado pudiendo «a posteriori» colocar los implantes con una base ósea correcta.

Otra forma de regeneración de hueso es utilizar biomateriales , productos biocompatibles que se colocan sobre el hueso maxilar tratando de conseguir su regeneración y restaurar el defecto existente. El material más conocido es la hidroxiapatita, pero existen multitud de productos con similares características.

Endodoncia

La endodoncia o tratamiento de conductos es el procedimiento por el cual se elimina la pulpa afectada de un diente, dañado o muerto y se sella el conducto. La pulpa es la parte profunda del diente y contiene vasos sanguíneos y nervios, situándose en la parte central de la raíz y comunicando el diente con el hueso maxilar. La endodoncia puede clasificarse en tres tipos:

Unirradicularcuando afecta a un diente que tiene una sola raíz y por ello un solo conducto pulpar.
Birradicularcuando afecta a un diente que tiene dos raíces y por ello dos conductos pulpares.
Polirradicular cuando afecta a un diente que tiene más de dos raíces y por ello varios conductos pulpares.

Prótesis

Una prótesis dental, es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical, y repone tanto la dentición natural como las estructuras periodontales.

El encargado de diseñar, elaborar y fabricar estos aparatos o elementos artificiales, es el protésico dental, quien realiza su trabajo en un laboratorio dental recibiendo las indicaciones del odontólogo, que trabaja en clínica.

Prótesis fija.

Son prótesis que toman apoyo únicamente en los dientes.
Corona: Una corona es una restauración individual para una pieza dentaria en concreto. Las coronas se colocan sobre el diente natural del paciente, que habrá sido previamente tallado, y como si de una funda se tratara.

Prótesis removible.

Son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo.

Prótesis removible completas de resina: Conocidas por la gente comúnmente como dentaduras postizas. Se realizan cuando el paciente no tiene ningún diente.

Prótesis removible parcial de resina: Se realizan cuando el paciente tiene algún diente remanente, que contribuirá a la retención de la prótesis. Suelen usarse como prótesis provisionales.

Prótesis removibles metálicas: También conocidas como esqueléticos. Se realizan, cuando el paciente aún conserva algunos de sus dientes naturales, mediante una estructura metálica colada sobre la que se fabrican los dientes y reconstrucciones de la encía que son de resina acrílica.